Hasta que no hayas amado a un animal una parte de tu alma permanecerá dormida.