Gracias mil, porque me haceis sentir parte de la familia y amigos.

La mayoria de las veces sucede que a pesar de estar trabajando, me haceis sentir como parte de vuestro círculo, tener unos minutos de charla con la madre de la novia, la hermana del novio, esa mejor amiga que te cuenta alguna anécdota de la pareja. Aunque no lo creais me ayuda en el trabajo y ganar una amistad no tiene precio, es ser más que una fotógrafa de boda.