Aspectos jurídicos en fotografía Parte I

05 de agosto, 2019 - General - Comentar -

Contrato de cesión de Derechos de Imagen.

En bastantes ocasiones nos encontramos con personas poco formales que no cumplen lo pactado, ya sea en sesiones remuneradas o como TFCD. Desde mi propia experiencia recomiendo encarecidamente llevar a raja tabla la costumbre de redactar contrato y hacer entender lo conveniente que resulta para ambas partes, así como insistir a la otra parte que entiende lo que implica la firma de ese contrato.

El contrato de cesión de Derechos de Imagen es un documento que permite que una persona física (cedente) autorice a un tercero, sea persona física o jurídica (cesionario) a utilizar su imagen a título gratuito u oneroso (a cambio de compensación económica). La autorización se puede conceder por una duración indefinida o determinada, cuando no se especifica fecha de finalización se sobreentiende que la duración es indefinida. Igualmente es interesante determinar los usos o fines para los cuales se realiza, los medios o soportes a través de los cuales ambas partes pueden exponer las imágenes y expecificar si cabe opción de manipulación o transformación de la imágen resultante.
El derecho a la imagen es un derecho fundamental protegido por la legislación española, por lo cual nadie puede utilizar la imagen de otra persona sin su autorización.
Derecho a la imagen
El derecho a la propia imagen consiste en la facultad exclusiva que tiene cada persona de captar, difundir o publicar su propia imagen y, por tanto, de oponerse a que otras personas lo hagan. Por esta razón, es necesario el consentimiento expreso del titular o de su representante legal (en el caso de los menores o incapacitados judicialmente) para obtener, reproducir o publicar por cualquier medio o soporte (vídeo, fotografía, grabación de voz, cartel publicitario, sitio web) la imagen de una persona.
Aunque la autorización puede otorgarse de palabra, el firmar un contrato de cesión de derechos de imagen por escrito, permitirá probar en caso de futuros conflictos que la utilización de la imagen fue autorizada, así como las condiciones y los plazos en los cuales se cedió su uso. De este modo el documento permite proteger tanto los intereses de la persona cuya imagen será utilizada (cedente) como aquellos de quien utilizará la imagen (cesionario).
El consentimiento o autorización puede ser otorgado de forma previa o posterior a la obtención, reproducción o publicación. Sin embargo, en cualquier caso es este consentimiento el cual delimita el uso que el cesionario podrá hacer de la imagen; es decir, será un uso legítimo aquel que se enmarque dentro de la autorización otorgada, y un uso ilegítimo el que no lo haga.
Solo existen algunas excepciones legales a la necesidad de consentimiento del titular para utilizar su imagen:

cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público;

la utilización de la caricatura de estas personas, de acuerdo con el uso social; y

cuando la imagen de la persona aparezca como meramente accesoria de la información gráfica sobre un suceso o acontecimiento público.

En caso de incumplimiento del contrato, utilización de la imagen del cedente por más tiempo, para otros usos o en lugares distintos de los autorizados en este contrato, será responsable civilmente ante el cedente, debiendo indemnizar los daños y perjuicios causados. La autorización concedida en este contrato es revocable en cualquier momento por el cedente; sin embargo, este se verá obligado a indemnizar los daños y perjuicios causados al cesionario y en caso de haberse realizado de forma gratuíta abonar las tarifas estipuladas, en este caso por el fotógrafo.

Legislación aplicable
Los derechos de imagen se regulan en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen(particularmente, son de aplicación sus artículos 2, 7 y 8).

* Próxima entrada sobre temas jurídicos: Derechos de Autor y Propiedad Intelectual.

contrato tfcd y cámara de fotos

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + 3 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente