27 de septiembre, 2018 · General · Comentar ·

Amo mi trabajo

En ocasiones me dicen... ¡Que trabajo más bonito el tuyo!, otras veces me preguntan ¿Porqué te gusta tu trabajo?

¿Qué porqué amo mi trabajo?

Porque me encanta la fotografía boudoir. Me encanta poder ayudar a las mujeres a recuperar su autoestima, me encanta hacerles ver lo sensuales que son. Esa expresión en su cara cuando ven el resultado y toman conciencia de que da igual los estándares de belleza. Cada mujer tiene su faceta, su diosa interior, es por eso y más que amo mi trabajo.

Hacer una sesión boudoir requiere su tiempo de preparación, como en la cocina... las cosas a fuego lento salen más ricas. Entrevistarse con la clienta, tomar un café que puede durar una tarde. Analizar su personalidad y su físico. Buscar sus poses, su lencería adecuada. Luego llega la parte técnica; set, iluminación...Unos días antes volver a hablar de como va a ser la sesión, darle ánimo y ayudarle en su ejercicio interno de ver lo sensual que es.

Y por fín llega el gran día! Confieso que los nervios es para ambas... siempre quiero dar lo mejor de mi misma. Un té o café mientras vamos preparandonos. Contarnos trivialidades y no tanto... y así llegamos a un clima de entendimiento, de confidencialidad. Risas, imaginar situaciones, seleccionar una música de fondo que le sea agradable... es entonces cuando deja de existir el objetivo y todo comienza a fluir.

Se acaban los miedos, los temores... va a quedar perfecta!

En unos días volveremos a vernos para entregar el trabajo y entonces tendré mi recompensa... esa cara de felicidad, de gratitud.

Sí! claro que cobro por ello... es mi trabajo!! y me siento orgullosa de el, no sólo me proporciona poder pagar mis facturas, también me hace sentir feliz haciendo feliz a las mujeres que se atreven a ser #chicaboudoir.


Fotógrafo boudoir Alicante
Ver anterior

Últimas entradas